¿Atrapado en una Relación Insatisfactoria?

¿Atrapado en una relación insatisfactoria?

Muchos “se duermen” en su relación de pareja, se sienten aburridos, es poco interesante “hacer” su vida en piloto automático, todos los días la misma rutina, insatisfechos, a veces se sienten humillados, desilusionados…han olvidado que una vez existió  amor entre ellos, que el sexo tenía gran valor y que la palabra felicidad estaba grabada en sus corazones.

¿Por qué sucede que la relación se deteriora?

Hay muchas razones de las que podemos decir que hacen  que una relación se deteriore.

  • Uno y otro viven distanciados.
  • Desde el principio, después de la atracción inicial, se inicia una relación con el objetivo de no estar solo, de tener alguien al lado, aunque lo hagas sin darte cuenta.
  • Tener diferentes orígenes y una cultura distinta.
  • Uno de los dos dedica todo el tiempo disponible para trabajar (ya sea fuera de la casa o en el hogar), por lo que no tiene tiempo para la intimidad.
  • O quizás los dos, o los horarios diferentes.
  • Y así sucesivamente …

Independientemente de la razón por la que tu relación se deteriora, lo que es importante es que decidas lo que quieres hacer al respecto. 

Muchos simplemente deciden seguir con su vida,  “como si no pasara nada, “como si todo está bien” se justifican a sí mismos diciendo que “las relaciones siempre cambian con el tiempo”, que están muy ocupados, que somos casi como hermanos y grandes amigos y caminan por la vida con este grado de insatisfacción y frustración dentro de la relación de pareja.

No se atreven a hacer ningún cambio.

 

¿Por qué muchos se resisten a hacer un cambio, incluso cuando la relación se deteriora?

Las razones son muchas, y difieren de una persona a otra:

  • Hay quienes creen que jamás encontrarán otra pareja.
  • Hay quienes creen que han pasado tanto tiempo con su pareja actual que consideran que es una “pérdida” tirar todos estos años de convivencia.
  • Hay algunos que tienen una autoestima tan baja que no creen que nadie los quiera, por lo que se sienten mejor dentro de una relación de este tipo.
  • Hay otros cuyo miedo a la soledad les aterroriza tanto que prefieren seguir viviendo una relación infeliz en lugar de estar solos.
  • Hay quienes tienen tanto miedo de hacer cambios en su vida, que nunca van a dar el primer paso, independientemente de la forma poco satisfactoria de su relación.
  • Hay quienes sienten vergüenza de poner fin a su relación.
  • Hay quienes sienten que no merecen algo mejor.
  • Y así sucesivamente…

 

Sea cual sea tu razón para permanecer en una relación fallida, una cosa que debes recordar es que si no inicias ningún cambio y no te mueves hacia adelante, no vivirás la vida al máximo.

La vida es demasiado corta para acomodarse con una mala relación

La vida es demasiado corta como para permanecer en una relación no saludable, poco satisfactoria. 

De hecho, a veces es posible justificarse a sí mismo diciendo que no tienes suficiente dinero para mantenerte a tí mismo por tu cuenta, o que no puedes hacerlo por tus hijos, o que en los tiempos difíciles económicamente de hoy en día no se puede tomar un riesgo de este nivel, etc.

Pero dejando a un lado estas justificaciones, ¿qué es realmente lo que puede disuadir a una persona a dejar una relación y encontrar otra pareja con la que es posible que pueda tener una mejor intimidad?

  • No creer en sí mismo.
  • Haber tenido demasiadas relaciones decepcionantes en el pasado.
  • Pensar que es mejor lo malo conocido que lo bueno por conocer, como dice esta expresión tan popular.
  • La creencia de que “todos los hombres son los mismos” o “todas las mujeres son iguales”.
  • Sentirse muy cansado para empezar todo de nuevo.
  • Sentirse “demasiado viejo” para intentar una vida nueva.

 

¿Qué se puede hacer con el fin de iniciar una nueva relación?

Si por una u otra razón , estás atrapado en una relación insatisfactoria, debes de reflexionar tranquilamente sobre estos puntos:

  • Aceptar la idea de que la vida es corta.
  • Aceptar la idea de que no hay razón para seguir sufriendo en vano.
  • Reconocer la idea de que hay más alicientes en la vida que estar atrapado con una pareja que no es para ti.

Después de reflexionar sobre estos tres puntos debes de mirar a tu interior de forma sencilla y amigable, sin perjuicios y preguntarte:

  • Qué es lo que hace que permanezcas donde estás.
  • Qué es lo que te impulsa a no hacer un cambio en tu vida.
  • Qué es lo que temes.
  • Qué necesitas en tu vida para ser feliz.
  • Qué te paraliza a buscar una nueva relación, …

 

Puede suceder que hasta ahora nunca te has parado a pensar en el camino que ha tomado tu relación y también puede suceder que te conformes con lo que tienes y que, con un poco de felicidad, un poco de cariño y un poco de casi nada, te sientas bien y no te aventures a descubrir otro mundo lleno de posibilidades, que la vida, esta vida tan corta, puede poner en tu camino.

La decisión es tuya y seguramente, después de estas reflexiones la decisión que cojas, será la correcta para tu vida.

¡Pero ya sabes la vida es corta y hay que vivirla!

Escribe un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*