¿Es lo Mismo la Pescadilla que la Merluza?

¿Es lo mismo la pescadilla que la merluza?

En España consumimos una gran variedad de pescados y son muchos los tipos de pescados y mariscos que se pueden consumir frescos.

Entre los que más se consumen están la pescadilla y la merluza.

Nos los encontramos en las pescaderías con los carteles de “pescadilla” y “merluza”.

Si nos fijamos bien su apariencia es muy similar.

Vive en profundidades entre 150 y 600/1.000 m, no suele acercarse a la costa en invierno.

Voraz, agresiva y dinámica, se alimenta y vive especialmente en el fondo, aunque durante la noche puede subir a la superficie a cazar.

Los ejemplares pequeños (pescadillas) se nutren de quisquillas y crustáceos.

La reproducción tiene lugar entre el final del invierno y la primavera.

Pertenecen a la misma especie y la diferencia está en las talla y el peso.

  • La pescadilla tiene un peso aproximado que oscila entre 0,5 y 1,5 Kg.

La mayoría que se comercializa proviene en un 30% de Gran Sol (caladero del Atlántico Norte) y el resto de la costa cantábrica.

Dependiendo de la región donde se consuma y su peso la pescadilla adopta diferentes nombres como carioca, pijota, etc.

  • Cuando su peso sobrepasa los 1,5 kg se considera que es una merluza. Pudiendo alcanzar más de 8 kg de peso.

Se pescan en diferentes mares:

  • en las costas de Europa
  • en el norte y en el sur de continente africano
  • en América del Sur y la costa sur del Pacífico
  • en América del Norte y en el Atlántico y en el Pacífico norte.

La principal diferencia, por lo tanto, viene dada por su peso, lo que hace que por lo general la pescadilla se venda en piezas enteras, mientras que la merluza se pueda vender al corte, sobre todo, las de mayor tamaño.

Con respecto al sabor podemos decir que, aunque son la misma especie, debido al lugar donde se crían y a su tamaño, la merluza tiene un sabor más intenso y menos espinas que la pescadilla, siendo ésta más jugosa.

Podemos decir con rotundidad, que es el pescado (pescadilla y merluza) más consumido en los hogares españoles, alcanzando la cifra de un 90% las familias que comen estos pescados al menos una vez a la semana.

La demanda es superior a la producción nacional, y el índice de importaciones se incrementa para abastecer al mercado durante todo el año.

Las más dominantes son las del Cabo (Sudáfrica y Namibia), o las de tipo austral (Sudamérica y Nueva Zelanda).

En España se pesca, fundamentalmente por arrastre, tanto en el Mediterráneo como en el Cantábrico y Atlántico

Es un alimento muy apropiado y beneficioso para que lo coman los niños, pues no tiene casi espinas y su valor nutricional es alto.

¡Ya sabes, la diferencia es el peso. Si pesa más de 1,5 kg es merluza!

 

Si quieres saber un poco más sobre la pescadilla y la merluza, continúa leyendo.

Es un alimento ideal en dietas bajas en grasas, especialmente para personas que deben bajar su colesterol, o se encuentran siguiendo una dieta hipocalórica para adelgazar.

Se puede cocinar de muchas formas.

¡Una rodaja de merluza fresca, rebozada en harina, frita en aceite de oliva es un auténtico manjar!

Al horno, a la plancha, cocinada a la vasca, …. cualquier combinación le viene bien y está riquísima.

El Maestro de la cocina, Martin Berasategi prepara una suculenta merluza al horno con patatas y cebolla.

Es un pescado blanco y aquí os detallamos los valores nutricionales aproximados por cada 100 g. de pescadilla.

  • Calorías                 73,90 kcal.
  • Grasa                       0,80 g.
  • Colesterol             56,80 mg.
  • Sodio                   100 mg.
  • Fibra                       0 g.
  • Azúcares                0 g.
  • Proteínas            16,68 g.
  • Vitamina B12       1 ug.
  • Vitamina B9       13,70 ug
  • Vitamina B3        7,30 mg.
  • Vitamina E          0,50 mg.
  • Calcio                 43,40 mg.
  • Hierro                  0,77 mg.
  • Fósforo             190 mg.
  • Potasio             270 mg.
  • Yodo                 27 mg
  • Magnesio        27,30 mg

Porción comestible: 75 gramos por cada 100 gramos de producto fresco.

Es una fuente de proteínas, selenio, fósforo, vitamina B12 y niacina (vitamina B3).

Nos dice Charlie que el aporte de la vitamina B3 (niacina) en la porción comestible de una ración media cubre el 40% de las ingestas diarias recomendadas para hombres y el 53% para mujeres.

Con respecto al valor nutricional la pescadilla presenta todavía menos grasa que la merluza, 0,8 g frente a 2,8 g por 100 g de porción comestible de la merluza, por lo que resulta ser un pescado blanco con un contenido calórico aún más bajo que el de su homólogo adulto.

El contenido en ácidos grasos omega 3 también es significativamente menor.  Por su parte, el aporte de proteínas no sufre modificación alguna, siendo proteínas de un alto valor biológico.

En la pescadilla, los aportes de minerales se ven disminuidos para el selenio, fósforo y potasio, y ligeramente aumentados en el caso del yodo y zinc.

Si te ha gustado comparte con tus amigos y atrévete a cocinar una merluza al horno con patatas y cebolla como te ha enseñado Martín Berasategui.

Escribe un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*