Prevenir y Curar Desequilibrios de la Tensión Arterial con Remedios Caseros

Prevenir y cuidar desequilibrios de la tensión arterial con remedios caseros

Es uno de los elementos de nuestra salud más silenciosos que nos afecta de forma gradual y, es habitual que solo revisamos nuestra presión arterial cuando los síntomas de alguna anomalía grave nos obligan a hacerlo.

La tensión arterial es la fuerza que ejerce la sangre sobre la pared de las arterias al ser impulsada por el corazón.

En general, para un adulto, se habla de presión normal cuando la máxima está por debajo de 140 mmHg y de 90 mmHg la mínima.

Se considera hipertensión cuando se sobrepasan persistentemente estos valores

Hay que tener claro que, desde el estilo de vida, incluyendo hábitos del hogar, ejercicio físico o la falta del mismo, alimentación, algunos factores genéticos, son múltiples los factores que determinan los problemas que podemos presentar en la tensión arterial, pero para prevenir y atender los mismos, hay muchas recomendaciones que, desde tus hábitos diarios, puedes seguir:

  • Hojas de olivo

Las hojas del olivo destacan por la acción hipotensora que ejercen, atribuida a la presencia de oleaceína, a la que también deben su acción vasodilatadora y diurética.

Pueden tomarse tres o más tazas al día de infusión de las hojas, que se prepara con una cucharadita de postre de hojas (mejor frescas) por taza de agua caliente, y se deja reposar 10 minutos.

  • El ajo

Es uno de los alimentos más recomendados para controlar la presión arterial.

Consumir un diente de ajo crudo por las mañanas es uno de los mejores remedios que existen para prevenir los problemas de la tensión, además de ello, ayuda a limpiar la sangre y mantiene a tono el sistema cardiovascular.

Cogemos un diente de ajo, lo pelamos y  machacamos ligeramente, lo ponemos en un vaso y vertemos sobre él agua hirviendo, esperamos un poco a que se ponga templada el agua y lo tomamos en ayunas, todos los días.

  • Pepinos

Son ricos en potasio y pobres en sodio, lo que les confiere una acción diurética que favorece la eliminación del exceso de líquidos del organismo, siendo beneficiosos, entre otras enfermedades, para el tratamiento de la hipertensión.

Excelentes para utilizarlos en ensaladas o en otras preparaciones que hacen muy agradable su uso, el pepino tiene propiedades diuréticas y antiinflamatorias, es excelente depurador y limpia toxinas del organismo, si lo consumes en batidos o en ensalada, ayuda también a mantener el peso ideal.

  • Apio

Es remineralizante y muy buen depurativo. Las personas que sufran de problemas de tensión arterial no deben dejar de tener algo de apio en sus despensas, es extraordinariamente efectivo para bajar la tensión arterial en tiempo record, tomarlo en batidos como complemento ayuda a consumirlo más gratamente.

El jugo de apio contiene ftalida, que contribuye al sabor y aroma del vegetal.

La ftalida ayuda a relajar los músculos lisos en las paredes de los vasos sanguíneos.  La presión arterial disminuye a medida que los vasos sanguíneos se dilatan y permiten que la sangre fluya más fácil y libremente.

  • Plátanos

Su alto contenido de potasio te ayuda a mantener controlados los niveles correctos en tu presión arterial, el hecho de ser una fruta tan sabrosa hace además que sea excelente para tener siempre a la mano y comer durante el día.

Se ha demostrado que comer por lo menos 3.500 mg de potasio por día reduce la presión arterial si se combina con la reducción de sodio de nuestra dieta.

En concreto, en el caso de los plátanos debemos considerar que uno que pese 150g contiene aproximadamente 600 mg de potasio.

Entonces lo mejor sería consumir uno o dos plátanos diariamente y aportar potasio con otros alimentos como el tomate, el aguacate, las patatas, nueces, avellanas, pistachos y almendras.

 

Por último, un consejo clave:

“No esperes a tener problemas por la tensión arterial para chequearte y comenzar tratamientos, toma medidas preventivas con los remedios caseros  que te recomendamos y lleva un estilo de vida activo y sano”.

Es muy importante tener en cuenta que estos los remedios caseros son una gran ayuda, pero nunca deben usarse como sustitutivos de los medicamentos cuando estos han sido prescritos por el médico.

Escribe un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*