¿Amor o Dependencia Emocional?

¿Amor o dependencia emocional?

Hemos establecido a través de múltiples instancias el poder del amor y como éste puede ser la fuerza que mueve toda una vida, que causa felicidad y depresión simultáneamente.

Esto se ha puesto en evidencia a través de la historia y en nuestra vida diaria.

El amor es simplemente parte de la vida y quizás “la emoción más fuerte y representativa del hombre como especie”.

 

Hay varios tipos de amor, pero quizás el que más controversia causa a nivel social es el amor de pareja, el de relaciones, el amor que escogemos sentir por alguien  y compartir nuestras vidas.

Se dice, que para alcanzar la verdadera felicidad una de las cosas que debemos tener en la vida es el amor de pareja verdadero, esa persona que nos complemente y que no nos hará sufrir.

 

Sin embargo, lo que abarca el término “amor” se ha vuelto tan amplio y difuso a través del tiempo, siendo influenciado por la cultura popular (cine, televisión y música), que a veces se confunde con otros conceptos y se cree amor algo que está muy alejado de serlo.

 

Por eso hoy en día nos encontramos en muchas instancias, a personas que creen sentir amor cuando lo que en realidad sienten es dependencia emocional, un problema a nivel psicológico que puede desembocar en relaciones destructivas y graves depresiones.

 

¿Que son el amor y la dependencia emocional?

La mejor manera de diferenciarlos es definir cada uno de ellos y partiendo de ahí, las diferencias surgirán por sí solas.

Así podrás determinar si aquello que sientes es amor o simplemente eres dependiente y podrás tomar cartas en el asunto.

  • El amor es un poderoso sentimiento de afecto especial hacia alguien, que nos hace querer protegerle y tenerle cerca, como también nos preocupa su bienestar, aun en detrimento del propio.

El amor verdadero suele ser incondicional y dejará de lado el egoísmo.

 

 

  • En la dependencia emocional, simplemente necesitamos el cariño de esa persona para estar tranquilos, no nos importan realmente sus sentimientos, simplemente queremos estar a su lado, somos nosotros quienes estamos cortando su libertad queriendo mantener una atadura.

La dependencia emocional tiende a significar que el bienestar de nuestros                    sentimientos dependen de la persona a la que estamos atados, lo que  da lugar a profundas depresiones cuando la persona decide irse.

También puede llevar a relaciones destructivas en el hogar a la otra persona en nuestro vicio emocional.

Las diferencias saltan a la vista, el amor deja ser libre y reconoce que la única forma de ser felices es bajo amor verdadero y libertad. Pero la dependencia obliga a la persona a estar a nuestro lado o simplemente desfalleceremos.

Se puede decir que la dependencia es incluso egoísta:

                                             ¡Creyendo amar más bien hacemos daño!

Escribe un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*