¿Cómo se Come el Jengibre?

¿Cómo se come el Jengibre?

 

Hay muchas formas de consumirlo y aquí os vamos a decir las más habituales.

Se presenta fresco, seco, en polvo y comercializado en cápsulas y aceites esenciales.

 

 

  • En Infusión

 Es la más habitual de todas, pues es sencilla de preparar y podemos beneficiarnos de forma rápida de sus beneficios.

Se utiliza un litro de agua del grifo, que ponemos a hervir, incorporando cuando veamos que el agua está hirviendo un trozo de la raíz (una rodaja del tamaño de la anchura de un dedo), dejándolo unos 5 minutos para que el agua reciba toda la sustancia que aporta el jengibre.

 

A continuación, lo endulzamos, preferiblemente con miel y ya lo tenemos listo para tomar.

 

Si es de nuestro agrado le podemos añadir una rodajita de limón o naranja y un poco de manzanilla. Ya sabéis ¡la creatividad es libre!

 

  • Molido o en polvo

De esta forma se utiliza preferentemente en la cocina, pues es sencillo aliñar salsas, guisos, postres y echar directamente a los alimentos.

 

Es un ingrediente esencial en la cocina asiática.

 

Las propiedades medicinales del jengibre en polvo o desecado no son tan intensas como en el fresco, pero es un buen recurso para utilizarlo en la cocina, presentando un sabor algo diferente al fresco pues es más picante y tiene algo menos de aroma.

 

  • Aceites esenciales

 En esta presentación la concentración de jengibre es más alta y no deberían superarse el número de gotas que nos indique el prospecto. También se puede hacer de forma casera.

 

  • Cápsulas

 Se venden en herbolarios y es una forma muy cómoda de tomar jengibre y así poder disfrutar de todos los beneficios que nos aporta. (consultar nuestro artículo sobre el jengibre).

Recomendamos consultar con un profesional para establecer las pautas para su consumo.

 

  • En zumo

 Tenemos que mezclarlo con otras frutas para poder consumirlo.

Se pueden hacer un sinfín de combinaciones. Todo depende de tus gustos.

Por ejemplo, si queremos hacer un zumo muy rico y con propiedades desintoxicantes podemos elaborarlo con manzanas, limón y jengibre.

Una buena proporción seria la siguiente:

  • Tres manzanas grandes
  • Un limón
  • Un trozo pequeño de jengibre fresco, rayado en el momento

 

 

Se ponen en la licuadora las manzanas y el limón y cuando esté listo le añadimos el jengibre.

 

 

Tomado una vez al día, preferiblemente en ayunas, nos permite de forma efectiva depurar y desintoxicar nuestro organismo.

 

 

 

Es importante no excederse en su consumo, pues si las dosis que tomamos son muy altas tiene efectos secundarios que puede ocasionar náuseas, vómitos y diarrea.

 

 

 

 

 

1 Comment

  1. Hola

    Que tiempo has dedicado a tremendo a porte y hay demasiadas
    cosas que no sabia que me has aclarado, esta maravilloso..

    te queria corresponder el tiempo que dedicaste, con unas infinitas gracias, por enseñarle a gente como yo jojojo.

    Besos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*